viernes, 7 de mayo de 2010

PROBLEMÁTICA DE LA COMUNIDAD DE JUANACATLAN

ASPECTO SOCIAL

En un foro realizado en la administración pasada Los habitantes de Juanacatlán y El Salto no exageraron cuando dijeron que ahí huele a muerte, literalmente las aguas del río Lerma-Santiago, que divide a los dos municipios, expiden un permanente olor fétido que marea en pocos minutos; Muchos vecinos piden “Específicamente que los oigan, porque tienen 30 años que no se les ha escuchado (…) les dijeron que esto se resolvería con lo de Arcediano, y exigen soluciones rápidas”
El presidente municipal de Juanacatlán aseguró que los diputados conocen bien cuál es la problemática del río, ya que se les han hecho llegar todos los documentos que certifican el contenido de residuos pesados, ácidos y otros contaminantes en el agua.
Explicó que la exigencia principal es que ya no se pongan trabas y se coloquen las plantas de tratamiento necesarias para limpiar el agua; dijo que, según algunos expertos, si todo marchara bien y las plantas ya estuvieran en funcionamiento, el río tardaría aproximadamente 30 meses en recuperarse.
Afirmó que la gasificación de las sustancias vertidas al agua por las empresas cercanas y todas las que se encuentran en la Zona Metropolitana, provocan un gran número de problemas de salud entre la población.
“De las enfermedades más fuertes que tenemos aquí, aparte de las de las vías respiratorias, es el cáncer, si se ve por ahí en los registros del seguro social, la mayor parte de gente que tiene cáncer es de estos municipio pegados al río”, indicó.
Tras reunirse con los diputados se verá qué sigue –refirió el alcalde– y no descartó la posibilidad de continuar con las movilizaciones ciudadanas: “vamos a agotar todas las instancias, si después de esto no se resuelve nada, entonces que el pueblo decida y nosotros encabezamos lo que la gente diga”.
Solución parcial
“Se trata de desviar las aguas que vienen de la presa del Ahogado, llevarlas aguas abajo para que no se represen aquí en el puente de Juanacatlán y El Salto”, indicó el regidor Francisco de la Cerda Sánchez, miembro de la asociación.
El plan consiste en aprovechar el canal que históricamente servía a la presa de El Salto, desazolvarlo y continuarlo con uno nuevo a lo largo de aproximadamente dos kilómetros.
La sociedad está apática pero también molesta por la problemática que ha sufrido por tantos años

ASPECTO JURIDICO

El reconocimiento universal del derecho humano al agua en adecuada cantidad y calidad, como un derecho humano fundamental cuyo ejercicio pleno debe ser protegido por los Estados (Audiencia Ciudad de México, 2006);
La relación, en todo asentamiento humano, entre el derecho al medio ambiente ecológicamente equilibrado y las leyes de ordenamiento urbano;
El ejercicio del derecho al agua, como derecho social, debe serlo sin perjuicio a los que estén más próximos a la fuente en litigio;
Que la complejidad del marco jurídico ambiental existente entre los tres niveles del Estado mexicano impide una coordinación eficiente de responsabilidades que garantice la aplicación efectiva de las normativas pertinentes para una gestión sustentable del río Santiago, lo que propicia la elusión de las obligaciones institucionales;
El deterioro de la calidad de vida de los pobladores de Juanacatlán y El Salto, en virtud de la falta de resultados efectivos y oportunos por parte de las autoridades federales y estatales del Estado de Jalisco para remediar la grave situación de contaminación de la Cuenca del Río Santiago;
La longevidad de un problema público no exime a la administración actual de responsabilidad, sino que a ésta le compete resolver en virtud de que la administración es impersonal y el servicio público no puede sufrir discontinuidades;
Los daños existentes ya no permiten la aplicación del principio precautorio, sino que se trata de evitar nuevos daños, remediar los existentes y llevar a cabo medidas de mitigación que beneficien a los que han sufrido las afectaciones por la contaminación;

La existencia del Plan de Gestión Integral de los Recursos Hídricos, aplicable en este caso, es la razón de ser del Consejo de Cuenca Lerma-Chapala-Santiago-Pacífico, el cual no está siendo aprovechado por las autoridades públicas involucradas, dado que no brinda espacios efectivos con voz y voto a los distintos actores de la ciudadanía afectados por la contaminación;

para que en términos de los preceptos reconocidos en la Declaración Sobre los Principios Fundamentales de Justicia para las Víctimas de Delitos y del Abuso de Poder, la responsabilidad institucional en que incurrieron los servidores públicos de la Comisión Nacional del Agua, y se envíen a esta Comisión Nacional las constancias con las que se acredite su cumplimiento. SEGUNDA. Colabore ampliamente con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el inicio y trámite de la queja que este organismo público, promueva en contra del personal de la Comisión Nacional del Agua, que ha omitido sanear las aguas del río Santiago según los hechos que se consignan en este caso, enviando las constancias que le sean requeridas. TERCERA. Coopere ampliamente en las investigaciones derivadas de la averiguación previa, que con motivo de los hechos, presente la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ante la Procuraduría General de la República, por tratarse de servidores públicos federales los involucrados, y remita las pruebas que le sean requeridas. CUARTA. Instruya tomar las medidas de urgencia necesarias, a efecto de advertir a los habitantes del estado de Jalisco, prioritariamente a quienes viven en las zonas aledañas al río Santiago, sobre la contaminación que existe en sus aguas y el riesgo que se corre en caso de tener contacto con éstas, intensificando las labores de limpieza y restauración del medio ambiente afectado y envíe a esta Comisión Nacional las constancias con que acredite su cumplimiento. QUINTA. Se expidan como parte de las políticas públicas en materia de conservación al medio ambiente, principalmente las que tienen que ver con la protección de las aguas de su competencia en todo el país, los ordenamientos de protección ecológica efectiva, capacitándose al personal de la Comisión Nacional del Agua sobre su contenido y alcances, verificándose su actualización y observancia, y haga llegar a esta Comisión Nacional las constancias con que acredite su cumplimiento. La presente recomendación, de acuerdo con lo señalado en el artículo 102, apartado B, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tiene el carácter de pública y se emite con el propósito fundamental tanto de hacer una declaración respecto de una conducta irregular cometida por servidores públicos en el ejercicio de las facultades que expresamente les confiere la ley, como de obtener la investigación que proceda por parte de las dependencias administrativas o cualesquiera otras autoridades competentes para que, dentro de sus atribuciones, apliquen las sanciones conducentes y se subsane la irregularidad de que se trate.

ASPECTO ECONOMICO

Daño a las víctimas por la pérdida o deterioro de sus bienes muebles e inmuebles, su salud, educación, trabajo, actividades laborales, culturales y turísticas.

No existen estudios ambientales, epidemiológicos y psicológicos a los vecinos de las poblaciones de El Salto y Juanacatlán, que salgan a la luz pública mundial como un problema no solo ambiental sino político, jurídico, económico, de salud, etc.

No hay infraestructura de salud en estos municipios, servicios gratuitos en oncología, dermatología, vías respiratorias, gastroenterología y oftalmología.

Deberían de Iniciar los procedimientos administrativos tendientes a la revocación de licencias, permisos de construcción y constancias de habitabilidad, que pretendan ubicarse en las márgenes del río Santiago.

No Destinan los recursos económicos necesarios para valorar la afectación que la contaminación del río ha provocado a los habitantes de su municipio, para determinar monto e indemnización del daño.

ASPECTO POLITICO

La cuenca del río Lerma continúa en fase terminal. El desastre ambiental que la aqueja desde hace 20 años o más ha sido atendido con poca voluntad política por el gobierno. Los problemas de contaminación, sobreexplotación y uso indiscriminado de sus exiguos recursos impactan invariablemente al Lago de Chápala que, ante tal situación, vuelve a plantearse que sea rescatado con apoyo de organismos internacionales, en este caso por la UNESCO.
La propuesta no es nueva. El ayuntamiento de Chápala lo propuso por 1998 (con el respaldo de la Universidad Autónoma de Guadalajara y de numerosos organismos civiles y grupos académicos) ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, pero el Gobierno de Jalisco y la Comisión Nacional del Agua la vetaron porque se dijo carecía de los fundamentos exigidos por la UNESCO —los aportaron la Universidad de Guadalajara y el Colegio de Michoacán— y que el lago se encontraba en condiciones precarias. En dicho año su nivel bajó drásticamente, como preludio de la crisis que estuvo a punto de secarlo entre 2001 y 2002.
Pero la nueva propuesta, planteada ahora en un foro importante, como es la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística de Jalisco (BSGE) la hace el licenciado Agustín Hernández González, magistrado agrario, quien plantea también la creación de tribunales agroambientales para reforzar el marco jurídico de las acciones de rescate de la cuenca.
CERRAZÓN OFICIAL. La postura del gobierno con respecto a que el lago más grande e importante del país reciba asistencia financiera, técnica o de otra índole por parte de otros países, organismos internacionales o instituciones académicas (México rechazó en 1980 un plan de rescate y regeneración ecológica por parte de la Fundación Nobel de Suecia, que pedía autonomía para llevarlo a cabo) quedó evidente también cuando la Fundación Lerma-Chapala-Santiago, la Universidad de Guadalajara y autoridades de varios municipios de la ribera de Chapala le solicitaron su aval para ingresar al lago a la organización Lagos Vivientes (o Living Lakes) a la que pertenecen 22 lagos de los cinco continentes y que es reconocida por la ONU como entidad académica no gubernamental.
El aval jamás se obtuvo pero eso no impidió que Chápala ingresara a la red mundial de lagos en mayo de 2003 y que esté recibiendo difusión y asistencia de Living Lakes. «El lago está ahora ante los ojos del mundo, mostrando la incapacidad del gobierno para conservarlo», acota Raquel Gutiérrez Nájera, de la Fundación Lerma-Chápala-Santiago.
El magistrado Hernández González conoce esa situación. Cita que hace diez años acudió a la UNESCO a hacer ese planteamiento contando con el respaldo de la Academia Mexicana de Derecho Internacional, pero se encontró también con que la gestión debe hacerla el gobierno. Asevera que pese al deterioro que acusa el embalse reúne los requisitos que se exigen para engrosar la clasificación de bienes naturales propiedad del género humano, que son valorados por sus valores sociales, culturales, ambientales y científicos.
En la clasificación de la UNESCO figuran los glaciares de Argentina, las montañas azules en Australia, las islas Galápagos en Ecuador, las áreas de arrecifes en Belice, el delta del río Danubio en Rumania, un bosque impenetrable en Uganda, las cataratas Victoria en Zimbawe y también hay lagos como el Bakai, de Rusia, que pertenece a Living Lakes.
Si el gobierno mexicano no ha gestionado que Chápala sea parte de la lista se debe a los compromisos y obligaciones que teme no cumplir.
Desastre ambiental. Mientras que el gobierno federal se cierra a la asistencia internacional que le han ofrecido a México para resolver este ecocidio que incide en 15 millones de mexicanos que viven en una de las cuencas más degradadas del planeta, la actual administración se ha concretado en el último medio año a delinear nuevos programas de rescate de la cuenca, como el de construir más plantas de tratamiento, que no son sino aspirinas para un enfermo terminal.
De acuerdo al Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) y a la propia Semarnat, la cuenca sigue siendo literalmente el gran drenaje del centro de la república. Sólo es tratado el 37 por ciento de las aguas que escurren por el río Lerma y sus afluentes. Muchas plantas que hay operan deficientemente, otras no funcionan. La más nueva se inauguró en Morelia, pero en Michoacán hacen faltan otras nueve.
En cuanto a la sobreexplotación del agua disponible, el último logro en materia de ordenamiento fue el de caudales superficiales (2004), pero el aprovechamiento irracional de caudales subterráneos no cesa. El 45 por ciento de los acuíferos de la cuenca están sobreexplotados. Hay un problema, también, muy serio con la erosión de tierras en la región, que desde hace tres sexenios se habla de revertir con reforestaciones.
Vacío legal. Desde 1989 —hace 18 años— se han creado y aprobado toda clase de acuerdos federales e interestatales, reglamentaciones de diversa índole, incluso el Congreso de la Unión y los Congresos de esas entidades han promulgado leyes y normas y constituido organismos, a fin de lograr una mejor gestión del agua, abatir la contaminación y que dicha región recupere el equilibrio hidrológico que perdió, pero poco se ha cumplido porque carecen del marco jurídico que haga obligatoria su observancia. Un caso evidente fue el Acuerdo de Distribución de Aguas Superficiales de 1991 que Guanajuato jamás respetó. Igual sucede con el Acuerdo Interestatal de 1989, respecto a plantas de tratamiento.
En ese contexto, Agustín Hernández propone innovaciones jurídicas.
En Europa, en Canadá y en otros países existen tribunales ambientales especializados, anota, «pero la situación jurídica y jurisdiccional de esas naciones es muy distinta a la nuestra, motivo por el cual considero que nuestros tribunales agrarios, dada la experiencia acumulada y debido a la naturaleza de los asuntos que han conocido y resuelto, con toda esa capacidad y aptitud podrían abocarse a esta interesante y tan urgente cuestión. Podrían ser tribunales agroambientales».
Enfatizó que su planteamiento es viable. «Si así se procediera y no hay motivo por qué no, se contribuiría de manera significativa al rescate y la preservación no sólo de nuestro lago sino de todo su entorno».

ASPECTO HISTORICO
La Cuenca Santiago – Pacífico, con una superficie de 78, 809 km2, recibe descargas del corredor industrial de El Salto, de las aguas crudas servidas de las poblaciones por las que atraviesa; en especial, las de la zona metropolitana de Guadalajara y de la presa del Ahogado;
En los centros urbanos de El Salto y Juanacatlán, ubicados a lo largo del río Santiago, se asienta una población de 150,000 habitantes;
El Río Santiago funciona como receptor de las aguas residuales e industriales de la Zona Metropolitana de Guadalajara desde hace más de 30 años;

Se corrobora la emisión de descargas tóxicas en el río Santiago provenientes del Parque Industrial de El Salto, y otras fuentes contaminantes, entre las que se encuentran, vertidos de metales pesados, distintos hidrocarburos, compuestos derivados bencénicos, detergentes, compuestos orgánicos volátiles, microorganismos, entre otros;

Existe una generación continua de aguas espumosas y malos olores derivados del ácido sulfhídrico, que se concentran en El Salto de Juanacatlán;

Existe una insuficiencia y manejo ineficaz de las distintas plantas de tratamiento de aguas servidas; así como, una falta de ejecución de los planes de saneamiento de la cuenca del Río Santiago;

Desde 1998 múltiples estudios demuestran alarmantes índices de contaminación del agua, situación reconocida por las autoridades estatales y por médicos de las localidades. Se han presentado gran cantidad de casos de alteraciones severas a la salud en los pobladores.

ASPECTO EDUCATIVO


La educación ambiental es importantisima en la población de el Salto y Juanacatlán porque La situación es alarmante no sólo por el aire contaminado que respiran y las descargadas químicas lanzadas al vaso lacustre, sino también por la existencia de los cementerios clandestinos de cianuro.

Rubén del Río Rosales, es ingeniero químico y habitante de El Salto. Durante muchos años trabajó para varias empresas que producen fibra acrílica y que presuntamente entierran cianuro procesado.

"Estamos hablando de una cantidad de aproximadamente 2 mil 600 kilos diarios, multiplíquelos por 28 años y sacará una cantidad muy agradable de cianuro emulsionado, más los reactores fallados que no dan el control de calidad y que están sepultados casi a flor de tierra"

A decir de Del Río Rosales, algunos industriales han excavado fosas en sus patios para depositar el químico. Le ponen un plástico y lo cubren con tierra. El veneno queda a tan sólo 60 centímetros de profundad.

Los fosas de cianuro son de tamaño considerable. Llegan a medir hasta 60 metros de ancho por 80 de largo y tienen una profundidad cercana a los cuatro metros. Los agujeros no son aislados con ningún material, por lo que se contamina el subsuelo y los mantos freáticos.

El riesgo de una tragedia mayor está latente. La erosión causada por las lluvias podría dejar los desechos de cianuro al descubierto y ser llevados con la corriente al canal que desemboca directamente al Santiago, según vaticina el ingeniero químico Rubén del Río, quien por algunos años trabajo en una de estas industrias infractoras.

"El gran problema que veo yo es el impacto de una contingencia ambiental. Que abra una zanja y se traiga 2 mil toneladas de cianuro activado con geles. Es gravísimo el problema. Lo preocupante yo quiero verlo y que nos ocupe en los próximos años, es ese almacenamiento ni siquiera registrado"

El corredor industrial de El Salto tiene más de 50 años de operación. Es uno de los primeros y más importantes no sólo en México sino toda América Latina. Sus principales ramas son la industria hulera, petroquímica, fertilizantes, acero, electrónica y textil.

En él se han instalado medio centenar de grandes empresas, entre las que destacan Celulosa y Derivados (CYDSA), que produce fibra acrílica , HONDA e IBM, que manufacturan partes automotrices y de software, Grupo URREA, que fabrica herramientas, ARALMEX, que genera amortiguadores, CIBA GEIGY, que crea fertilizantes y pesticidas e Industrias Petroquímicas Mexicanas (IOSA), que produce filamentos y fibras de poliéster.

La mayoría de esas empresas, como CYDSA, tienen más de 28 años de operación. Si por ejemplo, Celusosa y Derivados produce fibra acrílica desde 1945, significaría hipotéticamente que por lo menos en un solo patio hay arriba de 70 toneladas de ese químico.

Estimaciones de Del Río Rosales, candidato a dirigir el área de Agua Potable en el municipio de El Salto a partir de 2004, apuntan que las factorías infractoras tienen alrededor de 28 años creando cementerios clandestinos de cianuro.

"Y no sólo de una empresa, sino otra que produce cloro, una que produce acrilato y otra que produce herramientas, también no les quiero decir el nombre, es obvio el nombre, donde sus salidas de yo no se, el agua que sale es espumosa y verde y por donde pasa no hay naturaleza, no hay nada"

Otra preocupada por el asunto es Raquel Gutiérrez Nájera, presidenta y fundadora del Instituto de Derecho Ambiental y ganadora del Premio al Mérito Ecológico 2001, quien asegura que esto "sería una catástrofe ambiental y de salud pública, porque nosotros sabemos que el cianuro es un veneno peligroso y mataría no sólo a todo lo que tenga vida, sino también atacaría a la salud pública. Pero hay otro problema atrás de esto que es la contaminación de los mantos freáticos, es un asunto que debe tratarse con la diligencia necesaria"

El peligro para estas dos poblaciones está en lo que no se ve, en lo que se esconde a un metro bajo tierra, resultado de las lagunas legales en materia ambiental y ecológica, como lo menciona la también integrante de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental e investigadora de la Universidad de Guadalajara, Raquel Gutiérrez Nájera.

"Nosotros en México todavía no tenemos identificados los sitios viejos, por así decirlos, de contaminación de residuos, no los tenemos identificados, o cementerios de residuos como ocurre en otros lugares, entonces no podemos darle una respuesta de manejo adecuado a ellos", afirma la investigadora universitaria.

De no revisarse los patios de varias de las industrias del Corredor Industrial de El Salto, el subsuelo y mantos freáticos continuarán su degradación, así como también seguirá la amenaza de destaparse los cementerios de cianuro que contaminarían al Río Santiago.

El desastre no afectaría únicamente a los municipios de El Salto y Juanacatlán, sino que la tragedia correría aguas abajo hacia la Zona Metropolitana de Guadalajara a través del Santiago.

El impacto iría más allá. La presa Arcediano, próxima a construirse en Jalisco, pretende abastecerse de las aguas del Santiago para distribuir agua a las viviendas de Guadalajara. Si las autoridades ecológicas federales no actúan, habrá un desastre no sólo ambiental, sino de consecuencias económicas mayores.

ASPECTO DE SALUD

Hay indicios de enfermedades respiratorias, dérmicas, dolores de cabeza, fatiga, insomnio y niveles inferiores en el flujo respiratorio máximo, en un buen número de los pobladores de El Salto y Juanacatlán;

Tal situación ambiental puede propiciar la aparición de diversas enfermedades, algunas de ellas de gravedad; como altos índices de cáncer

A partir de la situación de contaminación que existe en el río, la población está en un constante riesgo para su salud. Asimismo, se observa un creciente deterioro en la calidad de vida de los pobladores;

Existe una omisión reiterada en la aplicación de las normativas ambientales mexicanas y de la Ley General de Salud;

Rige un decreto de veda desde 1947 en toda la cuenca tributaria del río Santiago y un decreto de zona protectora forestal desde 1934 a varios montes ubicados en Guadalajara

Afecta tanto a los habitantes como a los campesinos por el hecho del daño del suelo y subsuelo porque los riegos son de dicho rio

PROPUESTAS DE SOLUCION

Responsabilizar a las autoridades, en los tres niveles de gobierno, por el alarmante deterioro del río Santiago y la cuenca a la cual pertenece, y por las repercusiones sobre las condiciones de vida y la salud de las poblaciones de El Salto y Juanacatlán;

Exhortar a la población a hacer demandas sociales y darles seguimiento tanto en los tres niveles de poder del país como a nivel mundial, ya que esta problemática no solo compete a la comunidad, sino al equilibrio ecológico del planeta

Exhortar al diálogo y la cooperación entre las autoridades y los demandantes;

Instar a las autoridades y a los demandantes a que acuerden los términos, para lograr una posible

Que las autoridades municipales de Juanacatlán y El Salto cumplan con las obligaciones de protección de sus respectivas comunidades de acuerdo a sus atribuciones;

Que las autoridades, en sus tres niveles de gobierno, ordenen la elaboración de un estudio epidemiológico e interdisciplinario, independiente y participativo, para determinar y analizar los daños específicos a la salud de los habitantes de El Salto y Juanacatlán, a raíz de la contaminación del Río Santiago;

Que en los Consejos de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago-Pacífico se discuta la problemática de degradación del Río Santiago, y se relacionen con los problemas de salud pública de las poblaciones de El Salto y Juanacatlán, con la participación activa de los denunciantes, los Municipios y sus pobladores;

Que se respeten los plazos para el saneamiento de las descargas de los Municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara ya establecidos por la Comisión Nacional del Agua;

Que los mecanismos de monitoreo implementados por las autoridades se hagan públicos y participativos;

Que las Secretarías de Salud de la Federación y del Estado de Jalisco, implementen medidas inmediatas para la atención médica especializada, y de calidad, a las personas que ya padecen enfermedades entre los habitantes de Juanacatlán y El Salto;

Que se ejecute un monitoreo constante en los principales corredores industriales de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago-Pacífico, garantizando el acceso

Se constató que en la presa derivadora de “El Salto-Juanacatlán”, desembocan todos los drenajes urbanos, por lo que al caer el agua en la cascada se elevan burbujas de entre quince y cincuenta centímetros de diámetro que son dispersadas por el aire hasta hacer contacto con los transeúntes y vecinos del lugar. A mayor abundamiento, la resolución emitida por el Tribunal Latinoamericano del Agua, del 10 de octubre de 2007, con relación al caso “Deterioro y Contaminación del Río Santiago. Municipios de El Salto y Juanacatlán, Estado de Jalisco, República Mexicana”, resolvió, -.Responsabilizar a las autoridades, en los tres niveles de gobierno, por el alarmante deterioro del río Santiago y la cuenca a la cual pertenece, y por las repercusiones sobre las condiciones de vida y la salud de las poblaciones de El Salto y Juanacatlán, y; -Exhortar al diálogo y la cooperación entre las autoridades y los demandantes; instar a las autoridades y a los demandantes a que acuerden los términos para lograr una posible declaratoria de emergencia sanitaria en la zona de Juanacatlán y El Salto. Para tal efecto, dicho tribunal emitió las siguientes recomendaciones: – Que las autoridades municipales de Juanacatlán y El Salto cumplan con las obligaciones de protección de sus respectivas comunidades de acuerdo a sus atribuciones. – Que las autoridades, en sus tres niveles de gobierno, ordenen la elaboración de un estudio epidemiológico e interdisciplinario, independiente y participativo, para determinar y analizar los daños específicos a la salud de los habitantes de El Salto y Juanacatlán, a raíz de la contaminación del río Santiago. – Que en los consejos de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago-Pacífico se discuta la problemática de degradación del río Santiago, y se relacionen con los problemas de salud pública de las poblaciones de El Salto y Juanacatlán, con la participación activa de los denunciantes, los municipios y sus pobladores. – Que se respeten los plazos para el saneamiento de las descargas de los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara ya establecidos por la Comisión Nacional del Agua. – Que los mecanismos de monitoreo implementados por las autoridades se hagan públicos y participativos. – Que las secretarías de salud de la federación y del estado de Jalisco implementen medidas inmediatas para la atención médica especializada, y de calidad, a las personas que ya padecen enfermedades entre los habitantes de Juanacatlán y El Salto. – Que se ejecute un monitoreo constante en los principales corredores industriales de la cuenca Lerma-Chapala-Santiago-Pacífico, garantizando el acceso de la población interesada a la información generada de ese proceso. Asimismo, de otros informes y estudios se constató la contaminación en el río Santiago entre los que destacan, el informe de resultados del monitoreo del río Santiago y arroyo El Ahogado, elaborado en junio de 2008 por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), igualmente concluyó, – El arroyo El Ahogado y la descarga de aguas residuales del parque industrial 1, son los puntos que presentan concentraciones fuera de la norma oficial mexicana NOM-001-Semarnat-1996. – En lo referente a metales pesados, el arroyo y las descargas del parque industrial 1 y 2 cumplen con la NOM-001-Semarnat-1996. El río Santiago está dentro de los lineamientos de calidad del agua de la Ley Federal de Derechos, Uso 3: Protección a la vida acuática, excepto para el punto río Santiago 5 (Puente Grande, Juanacatlán) que no cumple con los límites en lo referente a zinc y cianuros. En lo correspondiente a arsénico todos los valores encontrados cumplen con la NOM-001-Semarnat-1996 como con la Ley Federal de Derechos. – En lo referente a la concentración de compuestos orgánicos se concluye, que las descargas de aguas residuales, arroyo El Ahogado y río Santiago se encuentran dentro de los límites de calidad del agua de la Ley Federal de Derechos, para uso 3: Protección a la vida acuática. – Los resultados de toxicidad con vibrio fischeri encontrados en el arroyo El Ahogado (los tres puntos) y en el punto de muestreo río Santiago N° 5 (Puente Grande) de acuerdo al criterio internacional RIZA (del Instituto para el tratamiento de aguas interiores y aguas residuales de Holanda), se consideran con una toxicidad de agua significativa, debida principalmente a la presencia de compuestos orgánicos. – Los resultados de toxicidad con daphnia magna encontrados en el arroyo El Ahogado (los tres puntos) de acuerdo al criterio internacional RIZA, se consideran con una toxicidad aguda moderada, sin embargo el río Santiago N° 5 (Puente Grande) nuevamente presenta toxicidad aguda significativa, debida principalmente a la presencia de metales pesados. -.Para el caso de coliformes fecales la mayoría de los puntos de monitoreo están fuera de NOM-001-Semarnat-1996 o de los lineamientos de calidad del agua de la Ley Federal de Derechos para Uso 3, Protección de la vida acuática, a excepción del punto de muestreo río Santiago N° 2, frente a ex hacienda de Zapotlanejo. – En cuanto a la evaluación de metales pesados en sedimentos, al no existir normas nacionales, se aplicaron los criterios de un estudio del IMTA de 2006, de Anne Hansen, Guías para la Calidad de Sedimentos Internos y su Nivel de Efectos Posibles (Interine Sediments Quality Guideline “ISQG” y Possible Effect Level “PEL”). En este sentido, las concentraciones de metales en los sedimentos sólo estarían fuera de los dos criterios utilizados, en el punto de muestreo río Santiago N° 3 (aguas arriba del Arroyo El Ahogado) para níquel, y para zinc en el punto de muestreo Río Santiago N° 4 (Puente de El Salto-Juanacatlán). – En relación a la evaluación de metales pesados en vegetación, se concluye que no existe una tendencia que indique en cuál de los dos puntos, río Santiago N° 3 y río Santiago N° 4, existe una mayor absorción de metales por parte de la vegetación existente. En este caso tampoco existe una referencia nacional para la evaluación. – Se confirma, entonces, que las principales fuentes de contaminación del río Santiago, son las aguas provenientes del Arroyo El Ahogado, ya que éste presenta concentraciones de contaminantes que exceden los lineamientos de calidad del agua tanto de la Ley Federal de Derechos, Uso 3: Fuente de abastecimiento para uso público urbano y demás sistemas de comparación, como de la NOM-001-Semarnat-1996. El informe final del estudio “Identificación y Caracterización de Fuentes de Contaminación de las Cuencas Directas del río Santiago entre los municipios de Ocotlán y Tonalá, y Directa del Río Zula”, realizado por la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento y AyMA, Ingeniería y Consultoría, S.A. de C.V., en diciembre de 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada